José Luis de la Puente, conserje: “A veces dicen que el conserje pasa sentado”

conserje

Trabajar de conserje no es una labor fácil. Lidiar con los residentes y la vida en comunidad lo hace un trabajo sumamente movido en la cotidianeidad.

En 2014 se publicó un estudio de Carabineros que detectaba el mal manejo de algunos conserjes en relación a la seguridad en condominios y edificios, situación que según el mismo OS10, radicaba en la falta de capacitación del personal.

Tras esta constancia, quisimos conocer desde el punto de vista de un conserje, cómo ve y trabaja a diario el tema de la seguridad.

Ser conserje

José Luis de la Puente, es conserje desde hace 5 años. Llegó desde Chillán y hace dos años y 3 meses que trabaja en un edificio de la comuna de Ñuñoa.

José Luis describe su trabajo, en relación a la seguridad, del siguiente modo: “Toda persona ajena al edificio se le solicita los datos de identificación, sea peatón o venga en vehículo. Luego se anuncia la persona al residente; y si este último autoriza, se le deja ingresar al edificio”.

En este punto hace un alto para relatarnos que hay gente que se molesta, y le discuten por qué pregunta tanto, a lo que José Luis responde que es para anunciar su llegada. Solicita RUT cuando la persona es dudosa o, por ejemplo, cuando no se acuerda del nombre de la persona que viene a ver o del departamento.

Junto con esto se hacen paseos de vigilancia en el edificio (2 rondas por conserje) y cada recorrido dura entre 30 y 40 minutos, aproximadamente. Ahí se revisa la seguridad del edificio, las salidas y los equipos (sala eléctrica o sala de bombas).

Conocimientos técnicos de un conserje

Además, es importante pasar por cada piso, para chequear sistema de luz, gas y agua. En el edificio donde trabaja José Luis son dos torres, por lo tanto, trabajan dos conserjes por turno, uno para cada torre.

José Luis cuenta que antes de ingresar a trabajar como conserje de este edificio, es requisito fundamental, por parte de la administración, realizar los talleres de capacitación del OS10, curso que dura un mes y donde se entregan variadas herramientas en materia de seguridad.

Por ejemplo, primeros auxilios, conocimientos del funcionamiento de bombas de agua del edificio, circuito cerrado de cámaras, uso de radios, manejo de las mangueras de incendio y evacuación a las zonas de seguridad en caso de emergencia.

Un conserje atento es fundamental

Agrega que para el trabajo de conserje es relevante que avisen si viene algún familiar o cualquier persona cuando no hay nadie en el departamento. También es relevante que cuiden las ventanas y puertas, que queden bien cerradas.

“Estar atento en la conserjería es fundamental. Uno conoce a la gente de la comunidad, y hay veces que personas intentan ingresar tratando de despistar, haciendo como que hablan por celular. Por eso, nadie puede ingresar si no se identifican y señalen adónde van” enfatiza José Luis.

A esto mismo, agrega “a veces se dice que los conserjes pasan sentados, pero la gente no se imagina a la cantidad de accidentes que estamos expuestos en la conserjería”.

En sus palabras, “evitar los descuidos para que no ocurran cosas mayores”, es la premisa de José Luis para desempeñarse correctamente como conserje.