Ser testigo de violencia intrafamiliar ¿qué hacer?

violencia

La violencia intrafamiliar es una realidad en nuestro país con altos índices. Vivir en comunidad nos hace ser testigos de variados eventos que a veces escuchamos, otras vemos, pero hay situaciones en que nuestra presencia y actuar pueden cambiar el rumbo de una historia.

Según el Ministerio Público de Chile, durante el primer trimestre del 2015 se registraron 33.143 casos ingresados como violencia intrafamiliar. Entre ellos 27.519 víctimas mujeres y 7.747 víctimas hombres.

¿Qué debe hacer la comunidad ante la violencia intrafamiliar?

El Ministerio Publico define Violencia intrafamiliar como un fenómeno que cruza toda la sociedad chilena afectando la libertad de las personas, su dignidad como ser humano y su integridad física y sicológica.

La Ley de Copropiedad y los reglamentos que emanan de ella no definen medidas contra situaciones de esta naturaleza.

“Sólo da la facultad para denunciar, al juzgado de policía local, a un vecino, por ruidos molestos, por ejemplo, u otras conductas que alteren la tranquilidad de los comuneros“.

Denuncie los casos de violencia intrafamiliar

Cecilia Burgueño, abogada especialista en Derecho de Familia, plantea que, si bien los comités suelen no involucrarse, en el caso de que lo hicieran, su denuncia sería una prueba muy eficaz, ya que la acción de grupo tiene más credibilidad.

“Creo que quien es testigo de un acto de violencia tiene el deber de denunciarlo. Sino, se estaría haciendo partícipe“, afirma la abogada.

Fono Familia denuncia los casos de violencia intrafamiliar

La Capitán Guisela Tapia de la 48° Comisaría de Asuntos de la Familia nos indica que para este tipo de casos existe el número 149 FONO FAMILIA.

Es un servicio gratuito de emergencia, cuya finalidad es entregar apoyo preventivo y orientación a quienes son, o podrían ser, víctimas de violencia intrafamiliar (VIF).

En el caso que episodios de esta naturaleza se hayan desatado, También se facilitará la derivación en forma rápida y eficiente a la red pública o privada (SERNAM, SENAME, municipios, ONG, etc.).

Los antecedentes anteriores nos ratifican lo importante que es denunciar este tipo de casos.